lunes, 11 de mayo de 2015

Si bien es cierto que cuando planeamos visitar un destino nunca ponemos por encima ni como condición especial tener solo actividades para niños, porque sabemos que cualquier ciudad tiene actividades para los mas pequeños.


Cuando llegamos a Quebec, lo primero que hicimos fue aprovechar el resto de la tarde caminando sobre el viejo puerto de Quebec, reconocer y admirar el Hotel Frontenac, jugar con la nieve y algunas resbaladillas naturales formadas por la nieve y el hielo. Usamos un pequeño funicular, por el cual se pagan 2 dólares y los niños menores de 5 años van gratis.
Al día siguiente lo que si teníamos agendado era ir al reconocido y recomendado Acuario de Quebec, el cual estaba a unos 20 minutos en auto desde nuestro hotel. El taxi nos cobró $10 dólares hasta allá.

Nunca habíamos estado en un Acuario tan lleno de nieve por todos lados, aunque es obvio que hay un edificio cerrado donde se encuentran las diferentes especies de peces. Pero bueno, el recorrido lo empezamos reconociendo las especies que viven y habitan el circulo polar ártico, y ahí estaban los lobos marinos, las focas y los osos polares y vaya que disfrutan de estar a temperatura natural mientras que nosotros tapados por todos lados con los -15º a los que obviamente no estamos acostumbrados.
Ahi también conocimos al zorro del ártico, del cual nuestro viajero mas pequeño maravillado por el brillante blanco de su cabellera.


El recorrido por el edificio principal se puede hacer tranquilamente en dos horas, conociendo los diferentes peces que habitan los variados ecosistemas, así como quienes viven en mares de agua salada y en lagos de aguas dulces.


Mas que un simple acuario es también un parque destinado a la diversion de los niños al exterior y al aire libre, aunque claro que por cuestiones climatológicas y de temporada, pues se encontraba desolado. Hay resbaladillas, túneles, mesas para hacer picnic y algunos otros juegos donde los niños pueden pasar horas jugando. El verano debe ser también muy bonito y colorido, aunque claro, con mucha mas gente.

Sin saber como íbamos a volver al viejo Quebec estando tan lejos (así nos parecía), amablemente nos ofrecieron en la taquilla llamar a un taxi para que nos llevara, en éste a la vuelta fueron $8 dólares marcados en el taxímetro.

Así es como pasamos una mañana llena de animales del polo norte y coloridos peces en un recomendado Acuario, sobre todo para visitar con los niños.

* Los precios:

Adultos = $18 dólares
Niños menos de 2 años = gratis.
Niños entre 3 y 17 años = 9 dólares.
Adultos mayores = 16 dólares.

Hay algunas opciones para quienes visitan en familia y se pueden ahorrar algunos dólares mas adquiriendo la entrada en paquete.
El precio se me hizo un poco elevado en razón a las pequeñas instalaciones, pero siempre los niños quedan fascinados con estas visitas.

* Recomendaciones:

 - En Invierno, como siempre en actividades al aire libre hay mantenerse bien abrigado tratando de cubrir cara y orejas, sobre todo, pues el aire frío en la cara no es la mejor sensación del mundo.
 - Siempre es preferible llevar alguna fruta, snack y/o jugo en el bolso para estar en todo momento hidratado.
 - Lleva tu almuerzo si piensas quedarte mucho tiempo, tu paladar y bolsillo lo van a agradecer.












Publicado por Viajede3 On 9:09 Deja un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

    Blogroll

    Nosotros

    Somos una familia que le encanta viajar, que quiere descubrir lugares, aprender de otras culturas, costumbres y tradiciones. Poder compartir eso con nuestro viajerito es siempre algo maravilloso.