miércoles, 10 de junio de 2015

El principio de cada viaje es emocionante por que sueles traer muchas expectativas del lugar a visitar, sobre todo si es la primera vez que lo visitas, y así comenzamos este viaje por Utah, nuestro primer punto a visitar era el Arches National Park, ubicado en Moab, una pequeña ciudad súper pintoresca que nos hizo recordar a "Radiador Springs", el pequeño pueblito que sale en la película de Cars; Moab y Arches National Park se encuentran a cuatro horas del centro de Salt Lake City (donde nos hospedamos).


El trayecto en carretera hizo que nos transportáramos a nuestra infancia, recordamos esas tareas que hacíamos de niños en el colegio, donde teníamos que dibujar un paisaje con montañas y entonces las dibujábamos de color café con la punta blanca, y los alrededores con árboles, y ni que decir de las típicas casas creadas con la simple forma de un cuadrado y el techo triangular; pues es así como se ve (literal) todo en los paisajes que se pueden disfrutar en Utah, un sin fin de montañas, árboles, vegetación, animales, casas tan sencillas pero a la vez tan bellas que dan ganas de vivir ahí rodeado de pura naturaleza.


Después de haber disfrutado de esos maravillosos paisajes, por fin llegamos a nuestro primer punto, y una fila de autos nos esperaba para poder entrar al Arches National Park. La espera vale la pena, hay que decir que la mayor parte del trayecto se hace en auto, donde se puede ir observando las espectaculares rocas con sus distintas formas, colores y tamaños. Hay varios puntos donde se puede estacionar el auto y bajar a tomar fotos, y durante todo el trayecto hay dos sitios en donde si se camina bastante, por lo que hay que ir preparados con suficiente agua.

Nuestra recomendación es que se visite con niños que realmente sean aventureros, que les guste la naturaleza, que les guste MUCHO caminar, porque si no es así, lejos de disfrutarse será bastante cansado, tanto para niños como papás. Nos tocó ver varios papás con sus hijos en hombros, y eso me hace pensar que en definitiva es recomendable para niños mayores de 7 años; y aunque nosotros somos PRO-viajeros con niños, para este tipo de actividades si se debe pensar 2 veces en llevar a bebés, y más en esta temporada con tanto sol. Nosotros terminamos insolados y con la cara más roja que un tomate (así que súper indispensable llevar bloqueador), y por ello no me parece justo exponer tanto a los más pequeños de la casa al sol.

Tips para visitar Arches National Park:

* Tratar de llegar lo más temprano posible para no estar expuesto tanto sol, sobre todo en temporada de temperaturas altas (Verano).
* Llevar suficiente agua, ahí recomiendan llevar 4 litros por persona, pero si se termina la que se lleva ahí hay algunos puntos específicos en el parque donde se pueden rellenar las botellas de agua.
* Llevar zapatos cómodos, de preferencia botas para senderismo o tenis.
* Llevar ropa cómoda y fresca, mujeres de preferencia sin mangas por aquello de quemarse y queden las marcas de las blusas (a mi me pasó) o de plano manga larga para NO quemarse nada.
* Llevar gorra, gorro, sombrero o hasta sombrilla, todo lo que cubra la cara del sol es bienvenido.
* Se puede llevar comida preparada para hacer picnic porque a mitad del trayecto hay un área destinada para ello, es un buen lugar para comer algo y descansar porque después viene la ultima parte del parque donde se camina muchísimo.

-->NO recomendamos llevar carreola porque de plano no hay caminos planos, salvo las áreas de estacionamiento, pero el resto es tierra, piedras y senderos complejos<--. 
Tiempo aproximado de visita: 6 a 8 horas.



Publicado por Unknown On 11:13 Deja un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

    Blogroll

    Nosotros

    Somos una familia que le encanta viajar, que quiere descubrir lugares, aprender de otras culturas, costumbres y tradiciones. Poder compartir eso con nuestro viajerito es siempre algo maravilloso.