lunes, 20 de julio de 2015

Para nuestra familia siempre es fundamental hacer actividades que involucren en contacto con la naturaleza y es que como dicen, el verde es VIDA, y vaya que este lugar esta lleno de vida pues desde el momento en que estacionas el auto, todo el estacionamiento esta rodeado de árboles y flores y ni que decir de la entrada, es como entrar al País de las Maravillas.


Para comenzar es bueno mencionar que el recorrido por estos Jardines se puede hacer en un carrito de golf que obviamente tiene un costo extra al valor de la entrada, es muy recomendable para los que van en familia con niños pequeños o bien para personas adultas porque los jardines realmente son extensos. En nuestro caso particular preferimos caminar para disfrutar y detenernos en cualquier lugar tranquilamente y sin preocupaciones, pues de ir en el carrito solo se debe de dejar en lugares establecidos.

El recorrido se comienza con un invernadero, después poco a poco el camino te va llevando entre árboles y plantas de todo tipo, y lo rico que se siente respirar el oxigeno que nos regalan esas grandes especies verdes que llamamos árboles; nos encontramos después con un gran lago dando pie a que después toparnos en el camino a unos bellos gansos con los cuales obvio me tomé una foto, aunque con un poco de temor a que me corretearan. En una parte más adelante del lago hay una especie de estación donde se encuentran muchos peces Koi, y aquí lo mejor de todo es que hay unas máquinas expendedoras de alimento para poder darles de comer, aquí el Papá Viajero se divirtió mucho y no quería irse y me costó un buen rato estar rogándole de que continuáramos ya sobre el camino.


Cuando creíamos que ya habíamos visto todo, llegamos a una parte donde después de subir un buen número de escalones te encuentras un mirador con una vista espectacular y por supuesto que nosotros pasamos un buen rato tomando fotos de las montañas y jardines; al bajar y seguir se encuentra un área de rosales hermosos, de todos los tamaños y colores, y también se encuentran unas fuentes realmente bellas y ni que decir de un carrusel lleno de vegetación.

Nuestra parte favorita fue sin duda un pequeño túnel que te lleva a un Jardín Secreto el cual dentro esta lleno de árboles y flores y una bonita fuente en la cual había varios niños jugando con el agua; al salir del túnel decidimos descansar un rato en el Jardín de las Mariposas, donde literal está una forma de mariposa dibujada en el piso todo rodeado de jardín, y nos mencionan que por temporadas llegan ahí mariposas azules.


Cosa chusca: "al estar acostados ahí pudimos observar de manera natural a un conejo y a una ardilla que estaba siendo perseguida por un ave, al parecer como un cuervo", cosas tan sencillas que te alegran el día aún más.

Para finalizar nuestro recorrido nos encontramos con una gran área de picnic donde se tiene una vista espectacular de unas bellas cascadas, que como pudimos observar la gente utiliza para fondo de sesión de fotos, nos tocó ver a 2 parejas de recién casados fotografiándose en los hermosos paisajes. Sin duda esas cascadas son el toque final de este natural y precioso recorrido.

Tiempo aproximado de visita: 2 horas
Costo: 
*Se puede llevar carreola.

Publicado por Viaje de Tres On 14:30 Deja un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

    Blogroll

    Nosotros

    Somos una familia que le encanta viajar, que quiere descubrir lugares, aprender de otras culturas, costumbres y tradiciones. Poder compartir eso con nuestro viajerito es siempre algo maravilloso.