jueves, 4 de agosto de 2016


Cuando decidimos un viaje o elegimos a donde viajar siempre se encuentra como prioridad las actividades que nuestro pequeño puede visitar y conocer, aunque ningún viaje esta basado solo en sus gustos y preferencias, la idea es mantener el equilibrio entre lo que le gusta a Mamá, a Papá y al mas pequeño de los 3.

Cuando estuvimos en Argentina, pusimos un plan sobre la mesa que encontró primero al futbol y la experiencia de vivir un partido en el estadio de Newells (Rosario), luego visitas por la capital (Buenos Aires) con distracciones en común y por ultimo un día completo al gusto del pequeño viajero…y que se trataba de visitar el zoológico.
Aunque a la fecha actual han tomado la determinación de cerrarlo, nuestra experiencia fue gratificante y divertida. Si bien sabemos que hablar de zoológicos es tener presente que todos esos animales que viven ahí, encerrados y tan alejados de su realidad. También creemos que la preservación y el cuidado de algunas especies es necesaria tenerlas vigiladas por expertos y luego reintegrarlas a su hábitat natural. 

Este zoológico, es (o era), de los más antiguos de América, pues abrió sus puertas desde 1875 y está ubicado en el barrio de Palermo, en Buenos Aires. A primera vista está situado sobre una enorme área que hace pensar en gastar todo el día ahí adentro. Recordamos haber leído que tenía unos 2,000 animales, entre especies de mamíferos, reptiles y aves. Osos pardo, bisontes, elefantes, hipopótamos, pumas, canguros, leones, camellos, jirafas, rinocerontes, orangutanes, avestruces, cebras, hienas, osos hormiguero y ciervos entre muchos completaban la lista...

Un gran show con lobos marinos nos mantuvo con los ojos atentos durante unos 15 minutos, de los pocos momentos del día que estuvimos sentados. Conocimos el reptilario y vimos cientos de Maras por todos lados, ese pequeño roedor que solo se le puede ver en Argentina. Caminamos y caminamos sin sentir cansancio alguno. Nos divertimos viendo a los hipopótamos abriendo y cerrando su enorme boca. Alimentamos a las bellas Llamas y sentimos la lengua de las simpáticas Cabras al darles de comer, porque al inicio del recorrido es (o era) posible comprar una cubeta de alimentos comprimidos aptos para casi cualquier especie.

En la actualidad hemos leído que se convertirá en un Ecoparque, y solo tendrá a su cargo y responsabilidad unos 100 ejemplares de animales, muchos de ellos rescatados del tráfico ilegal o porque sean decomisados. La idea, al parecer, es destinarlo a educación ambiental acompañando al uso de la tecnología.



  
+ Mayor participación de los niños.- 
Se busca que los niños tenga una conexión y mucha mayor participación e interactividad en las instalaciones con talleres de educación ambiental.

+ Donde está al Zoo de Buenos Aires.-
Está ubicado frente a Plaza Italia, en la Av. Sarmiento, una zona donde convergen gran diversidad de transportes, tanto el típico colectivo como el subte.

Te llevan al Zoo.-  
• Líneas de Autobuses, o colectivo: 10, 12, 15, 21, 29, 34, 39, 41, 57, 59, 60, 64, 67, 68, 93, 95, 111, 118, 128, 141, 152, 160, 161, 188 y 194.
• Metro, o subterráneo: la estación de Plaza Italia (Línea D).

+ Precio de la entrada.-
Entrada: $180 pesos Arg (un poco mas de 200 pesos MEX).
Menores de 12 Años, adultos mayores y discapacitados tienen entrada GRATUITA.






Publicado por Unknown On 13:07 Deja un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

    Blogroll

    Nosotros

    Somos una familia que le encanta viajar, que quiere descubrir lugares, aprender de otras culturas, costumbres y tradiciones. Poder compartir eso con nuestro viajerito es siempre algo maravilloso.