martes, 23 de agosto de 2016

Dicen por ahí que los niños son un reflejo de los padres, aunque a veces creo que son como una copia; también dicen que los niños tienden a imitar todo lo que ven, o por lo menos la mayoría de las cosas. Así que, por qué no mostrarles el hábito de la lectura en casa con la finalidad que lo vean como una actividad tan natural como la de lavarse los dientes todos los días.


A nuestro pequeño desde su primer año de vida comenzamos a leerle pequeños cuentos, siempre tratando de buscar temas de acuerdo a su edad. Cada noche él ya sabía que antes de dormir venía la hora del cuento, siempre buscando hacérselo divertido y mágico, con distintas voces y sonidos para transportarlo hasta la propia historia.

Y con hacerlo mágico va en sentido a que él pueda también hacer uso de su imaginación, algo muy importante para que la desarrolle en sus primeros años de vida, que aprendan a crear historias en su cabeza, que sean creativos, que imaginen y por supuesto, que sueñen.

Leer te transporta y te lleva a viajes imaginarios. No hay duda de que cada cuento, cada historia, cada libro es un viaje a una historia diferente, con personajes y paisajes distintos. Además hemos leído que según especialistas, los niños pueden tomar características positivas de los personajes de los cuentos que más les gustan o con los que más se sienten identificados y después lo aplican en su vida real. Por ejemplo, en las historias de fantasía casi siempre el mensaje que se transmite es que el bien debe reinar por sobre todas las cosas y esa es una enseñanza que nuestros pequeños pueden aprender.


Tips para leer a niños de 1 a 6 años:

* Empezar con cuentos pequeños y mayormente ilustrativos, de estos que traen un enunciado por hoja y lo más representativo es la imagen, ya que en edad temprana los niños son mucho más visuales.
* Busca temas de personajes que le gusten, sabemos que en los primeros años, los de Disney NUNCA fallan.
* Selecciona historias que tengan moralejas que en ese momento quieras ejemplificar a tus hijos, a veces no sabemos cómo explicar ciertos temas de conducta a nuestros pequeños, y un libro es una excelente opción.
* Haz voces distintas, haz ruidos, sorpréndelos y ayúdalos a imaginar y a que se transporten a un viaje cada vez que les leas.
* Deja que ellos escojan que libro quieren que les leas; y de la misma manera, a la hora de comprarlos, que sean ellos quienes elijan de vez en cuando.
Publicado por Viaje de Tres On 10:24 Deja un comentario

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

    Blogroll

    Nosotros

    Somos una familia que le encanta viajar, que quiere descubrir lugares, aprender de otras culturas, costumbres y tradiciones. Poder compartir eso con nuestro viajerito es siempre algo maravilloso.